MALANDRO DE AMÉRICA – SANTOS DE MADERA

 

 

 

 

 

 

Hace poquito nomás se juntaron por un acto de magia Juan Schiappa y Matías Ezequiel Mansilla o, como lo conocemos todxs, el Malandro. Desde ese entonces no paran de hacer música juntos. En un principio Juan comenzó grabando temas del Mala en su estudio Nueva Estación. Hoy día fusionaron ambos proyectos: Santos de madera y Malandro.

Nos juntamos a charlar y a tomar algo con estos dos referentes de la música del conurbano en el ya mítico estudio de grabación Nueva Estación.

 

 

 

 

 

 

Texto y fotografías: Franco Pepe Lopez

 

 

 

 

¿Por qué nace la sala de grabación Nueva Estación?

 

Juan Schiappa: Primitivamente la pasión por la grabación surgió de una banda que tenía antes que era Pateando basura. Era una banda de punk/rock, un trío. En el año 2005 mi viejo tenía una computadora y me conseguí los programas para grabar. Los fui a comprar porque viste que antes se vendían los discos. Ahí me instalé el Cool edit, el Fl studio y todos esos programas. Justo para el 2005 nos quedamos sin baterista. Agarramos y nos pusimos a grabar con el Fl studio de manera casera con un bajista amigo que se llama Charly Dacosta. Charly consiguió un micrófono y nos pusimos a grabar. Grabamos dieciséis canciones. Grabamos por línea y las baterías por computadora. Todo de manera muy casera. Yo ahí aprendí. Desde chico siempre me interesaba esto de capturar algún momento e imprimirlo en algo. La grabación fue algo groso. Entendí que iba por acá.

Después me puse a estudiar cuando crecí. Estuve en un terciario que se llama CEARTEC, que queda en Villa Devoto. De ahí en más me fui comprando cosas. Primero me compré una plaquita. Después quise salir a alquilar un espacio para poder grabar pero se dio paralelamente la chance de tener este estudio, que es la exzapatería de mi familia. Ellos pusieron sucursales y se ramificaron pero este local me lo dejaron a mí. Tienen en Tigre, Pacheco y San Fernando. En donde estamos (Nueva estación) fue la primera zapatería. Yo hablé con mi familia y les tiré la idea un poco asustado pero agarraron viaje. La iniciativa fue mía. Arranque todo solo. En un principio busqué con quién asociarme pero no encontré.

 

 

Aunque estás trabajando solo en Nueva Estación, ¿solés trabajar con otras personas?

 

Juan Schiappa: Siempre trato de formar equipos. Vos antes de comenzar la entrevista me preguntabas por ODDA SESSIONS. Lo de ODDA SESSION fue eso. Empezar a trabajar con un equipo. Yo siempre los equipos los encontré en las bandas. ODDA es una suerte de productora o cimientos si se quiere decir.

 

 

Estuvieron grabando a varixs artistas locales con ODDA SESSION tales como Compás y Kleo.

 

Juan Schiappa: Sí. El fin principal es hacer un buen canal de Youtube. Yo creo que es el medio del momento. Al principio hicimos los videos acá en el estudio porque era más ágil. Maxi Díaz es uno de las patas grosas de ODDA que tiene una buena mano para filmar y para retratar las cosas. En ODDA también está el primo de Eze (Malandro) y Eze (guitarrista de Santos de madera), que lo conozco desde hace muchos años.

 

 

Recién nombraste a uno de los integrantes de Santos de madera, ¿cómo viviste las fiestas que organizaban como banda en Alas bar, llamadas FUNKTASY? ¿Los hizo crecer a nivel banda?

 

Juan Schiappa: Sí, fue muy groso. Ese escenario nos formó un montón como banda, como proyecto. Se aprendió una bocha y se la pasó muy bien. Llegamos a hacer una fiesta en La Confitería, que queda en Colegiales.

La FUNKSTASY fue una especie de escuela. Teníamos un ciclo de fiestas y ahí aprendimos un montón de recursos. Recursos de la música. Viste que la música es un lenguaje y hay cosas que no te enseñan, las vas aprendiendo. Yo estoy formado de una manera, acostumbrado a la música de una manera y acá en el estudio me encontré con otra y fue tremendo.  Fue puntualmente en un evento que hice en el estudio sobre grabación. Siempre invitaba a la gente a participar de manera libre. Vinieron muchas personas que me trajeron las nuevas músicas. En realidad son músicas viejas o, mejor dicho, la otra forma. Por ejemplo, me encontré con el mundo de él (Malandro). Me refiero a que el Malandro se formó totalmente distinto con la música; cómo se concibe la música, las canciones.

 

Malandro: Sí, por ahí vos fuiste a un lugar específico desde el lado musical o desde el lado de la producción. Yo primero empecé a los ponchazos. Aprendiendo en el recorrido. En un momento estudié un poco de producción pero sólo porque el productor que tenía en ese entonces se dió cuenta que yo tenía ganas de hacer las cosas bien. Por ahí me pasaba que le llevaba un disco a mi productor y le decía en el tema tres, en el minuto dos cuarenta y cinco, mandale ese efecto que escuchas. Ese efecto se llamaba Reverb con delay.

 

 

Me cuentan que ambos vienen de caminos distintos con respecto a la música. ¿Cómo llegaron a tocarse sus caminos en la vida?

 

Juan Schiappa: Gracias a Eze (Zulu, guitarrista de Santos de madera).

 

Malandro: El Zulu es mi primo. Me trajo acá una vez y me presentó a Juan. Grabamos una canción y ahí pegamos buena onda al toque. Para Juan la primera que grabamos acá fue “Cantante” pero para mí era otra, pero no sé. Es que grabamos tanto en estos 4 meses que uno pierde la cuenta. Fuera de joda, creo que la primera que empezamos a laburar fue “El galardón” con ODDA SESSION.

 

Juan Schiappa: La primera grabación de ODDA SESSION fue con el Mala pero tardó en salir porque también hicimos un videoclip en el Delta. Paralelamente el Mala nos invitó a telonear en uno de sus shows en Almagro. Al final tuvimos que suspender porque volvió esto de la pandemia.

Después de un tiempo nosotros con Santos de madera pegamos una fecha en el puerto de frutos y lo invitamos a cantar “El galardón” con la banda. Con el tiempo lo invitamos a nuestros ensayos para sacar algunos temas más.

 

Malandro: Después de eso sacamos la sesión de ODDA SESSION. Y a partir de ahí empezamos a hacer fechas con los Santos de madera.

 

 

¿Cómo se sintieron al comenzar a ensayar todos juntos?

 

Malandro: Para mí fue una experiencia completamente nueva. Yo estaba acostumbrado al DJ y corista. 

Está bueno ir aprendiendo entre todos. Los Santos se conocen desde siempre pero cuando salimos al escenario con este esquema nuevo nos conocimos como equipo. 

Los Santos de madera son muy profesionales. Venimos ensayando para “El jolgorio del año” y los temas salen como relojito. Inclusive propuse canciones nuevas y al segundo ensayo ya salían re picantes.

 

 

En el estudio nueva estación se grabó el nuevo disco del malandro, titulado De nuevo. ¿Cómo fue ese proceso?

 

Malandro: El disco surge en mi casa. El 7 de abril cuando comenzó más o menos la pandemia. También me agarró covid-19 por lo tanto me tuve que quedar guardado. Ese tiempo me sirvió para revivir algunas canciones que tenía con beats de internet. Cuando me curé del covid, invité a Nacho Godoy y mi primo Zulu a crear esos beats pero de nuevo. En un principio era solo “Amor de barrio”. Después hicimos otro, que fue “Morir callado”. Vine a lo de Juan y le pregunté si podía grabarlo en Nueva Estación. Mi idea era hacer los proyectos en mi casa y después llevarlos al estudio. Juan se copó al toque.

 

 

En el disco hay un tema con La Delio Valdez.

 

Malandro: La canción con La Delio yo ya la tenía, nada más que quedó en stand by porque La Delio estaba por sacar un disco y que por ahí no era conveniente salir con las canciones. Tenemos dos canciones con ellos: “La mamá y los tata” y “Juan enrosque”. Yo les propuse que los temas salgan en mi disco y me lo dieron.

 

 

Con respecto al disco “De nuevo” , ¿Como es el tema de los productores? 

 

Malandro: Mi propuesta fue ir mostrando mis canciones a distintos productos y todos se coparon y me hicieron los beats. Los productores que participaron fueron: Juan Schiappa, Kuno beats, Zulu beats y Nacho Godoy, Karim Benegas, Sneed y Larsen, Nico Maks, Dinn donuts, DJ Destroy arms. Gaspar Benegas, guitarrista de Los fundamentalistas del aire acondicionado, mezcló y grabó toda la parte que grabamos con La Delio Valdez.

 

 

Si bien ya venías con coristas en los shows  ¿Cómo te sentiste con los coros nuevos que realizan los Santos de madera?

 

Malandro: Para mí fue todo nuevo. Recién en los últimos shows me sentí más cómodo. Ver tanta gente en el escenario es como que vos te estás encontrando; en otras palabras, ya no estás vos solo en el escenario. Lo bueno de tener tanta gente alrededor es que tenés un colchón. Te da más seguridad.

 

 

La otra vez en uno de sus shows en San Justo una chica le propuso casamiento a su compañero. ¿Cómo ven que suceda cada vez más seguido eso en sus recitales?

 

Malandro: Siempre se casa la gente en nuestros shows. Creo que surge porque la gente se siente cómoda, se siente bien. 

Más allá de los casamientos pasa que también hay gente que va sola a los shows y ahí comienza todo. Me refiero a que en los jolgorios surgen amistades, noviazgos. También afianzan las relaciones. Van muchas parejas juntas a vernos. 

 

Juan Schiappa: Hay algo tremendo que nos está pasando ahora que viajamos por el interior y es el intercambio de energía zarpada. Te bajas del escenario con una sensación de plenitud.

 

 

¿Cómo ven que su música se escuche en todos lados?

 

Malandro: Creo que es el camino que yo elegí. No le puse género a mi música. La música que hago es la música del Malandro. Por ahí mañana salgo con un punk/rock y dentro de una semana salgo con un trap. Para mí que soy compositor de letras creo que es más importante lo que tengo para decir. Creo que la música es solo lo que acompaña a eso que tengo para decir. Obviamente sin dejar de lado que la música debe estar bien hecha.

 

 

 

No hay comentarios en on MALANDRO DE AMÉRICA – SANTOS DE MADERA

¿Qué te pareció lo que recién viste/leíste? Tu comentario sincero es un abrazo compañere, no lo dudes.

Tu email no será visible
Tu email no será visible