LA HUECO

En algún pedazo de tiempo, se une el placer, conocedor de huellas que saben lo que hacen, con la soledad más profunda de la nada misma. Un relato ahuecado que se convirtió en corto.

 

 

Intentar explicar y narrar “La hueco” sería traicionar el formato y la experiencia. Cuerpo. Sexo. Verbo. Provocación. Misterio.

Son algunas sensaciones y palabras que quedan.

Una voz femenina en primera persona nos atrapa con su timbre y su cadencia guiándonos por este universo poético de imágenes que sugieren. Imágenes fragmentadas e “incompletas” que invitan a ser parte y en otros casos incomodan.

De esta manera, vamos recorriendo los pensamientos y sentimientos de un “alguien” que parecemos ser todas.

Pura poesía, puras sensaciones que construyen clima.

Reminiscencias a las vanguardias. Trazos de video arte. Poema audiovisual. Todo eso y algunas cosas más, se perciben en esta obra con identidad propia y colectiva.

Un pieza sólida y armónica que hace uso de todos los elementos del lenguaje. Imposible pensar separadamente la imagen y el sonido, ya que en la combinación y el ritmo de éstos radica el sentido y la posibilidad de la pregunta. La experiencia misma.

El poder de síntesis de los elementos compositivos combinados con la repetición y la cadencia en el uso de los mismos potencian  la idea de prosa.

Cuerpos. Formas. Agua. Blanco. Negro. Amarillo

La música y su ausencia (el silencio) otro gran elemento climático de la obra que se vuelve fundamental al relato.

Técnicamente interesante. El uso de la luz, las texturas y una cámara que recorta. Cada elemento se hace cargo del artificio de la representación y propone un juego propio a la vez que dialoga y se licua con los demás. Por su parte, el montaje acompaña acompasado el ritmo del relato en off proponiendo tensiones y distensiones a partir de aceleraciones y reversas que contrapuntean con la poesía.

Una propuesta sensorial para ver y escuchar en pantalla grande.

En una época donde lo que se pone al alcance de la mano son los relatos efectistas y adormecedores, dejar espacio para entregarse a la incertidumbre de una experiencia diferente, resulta ser un pequeño acto maravilloso.

Si tuviste tres minutos para leer esto, mirá La Hueco.

 

Texto: Lucila Presa

 

 

 


SOBRE LA HUECO

Un poema audiovisual que intenta narrar el encuentro íntimo de una, con una misma. La hueco habla de la masturbación femenina, de la posibilidad de amasarse, de encontrarse, de auto-complacerse, pero también de encontrarse con la soledad más hueca que implique esa cita. La hueco es una pieza breve audiovisual que construye con imágenes rotas dando espacio a completar y espejarse en la propia experiencia.

 

¿QUIÉNES SON?

Entre el diseño gráfico, la fotografía, el teatro, la escritura y ese arte que es todo a la vez pero que nadie le puso nombre (por suerte) nace “Cortas”, un proyecto en manos de Caro Go y Catalina Vilches Brambilla que nació a finales de enero de 2020 y busca fusionar poesía o pequeños relatos escritos en experimentos audiovisuales.

 

Idea y producción: CORTAS

Filma y edita: Cata Vilches Brambilla

Escribe: Caro Go

Actúan: Caro Go y Juliana Brambilla

Recita: Olivia Daiez

Música original: Franco “Pepe” Lopez

Instagram Caro Go: @caro_gooo

Instagram Cata: @caatavilches

Instagram TV: @cortas.cortas

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *