COOPERATIVA MANOS NEGRAS

 

En esta ocasión presentamos a la Cooperativa Manos Negras, integrada por Fran, Marcial, Piscu y el Negro. Un grupo de amigos se juntaron a hacer lo que más les gusta: construir viviendas para que se habiten.

 

 

 

Texto: Franco “Pepe” Lopez

Fotografías: Franco “Pepe” Lopez

Cooperativa Manos Negras

 

 

 

La cooperativa funciona desde septiembre del 2014. En sus inicios los trabajos estaban solo abocados a la construcción de muebles, juguetes e instrumentos musicales. Toda la experiencia que fueron adquiriendo durante esos años los hizo virar hacia algo más grande: la construcción de viviendas. Hace ya más de tres años que están construyendo casas en la isla.

Antes de ser lo que son hoy en día hubo otras personas. Al comienzo era solo Piscu con otrxs integrantes que ya no están. Luego con el tiempo se sumó el Negro. Siempre se sumaba alguno que otro pero iban y venían. Tenían el taller en Carupá, cerquita de las areneras, allá por la calle Colón.

El primer gran desafío que tuvo esta cooperativa vino de la mano de la construcción de una casa en Misiones, más precisamente en Puerto Iguazú. Muchxs de Manos Negras ya venían laburando con el barro, mientras otrxs no. Era la primera casa que iban a construir allá por el 2017. Previamente ya habían hecho decks y galerías pero nunca una casa. Por suerte tenían experiencia con la utilización del barro. Habían hecho hornos y también se habían formado en la construcción con barro. Se pusieron en obra y entre conocimiento y aprendiendo durante el día a día comenzaron con su primera casa. Tardaron alrededor de seis meses en construirla. Quedaron tan satisfechos que decidieron desde ese entonces construir solamente viviendas.

 

 

 

 

 

De regreso a Buenos Aires, debido a la necesidad de estar en un lugar similar al de Misiones, migraron hacia la isla, más precisamente al Tigre, en el arroyo Rompani. Allí comenzaron a pegar laburitos. Es importante mencionar que para este momento solo estaban en la cooperativa el Negro y Piscu. Por suerte tuvieron la gracia de encontrarse con nuevos compañerxs. En primera instancia se sumó Marcial y más luego Fran. Marcial ya tenía experiencia en el rubro. Desde pequeño trabajaba con su padre con quien aprendió todo sobre el oficio. Hoy día su padre vive en una casa que construyó el propio Marcial, allá por el Caraguatá. Con respecto a Fran, es un caso similar al de Marcial, exceptuando que se dedica más al rubro de la pintura. Antes de sumarse a la cooperativa Fran trabajaba solo. Cuando el Negro le propuso sumarse, no lo dudo ni un segundo.

Algo importante que mencionaron los chicos de la cooperativa es que el hecho de haber más personas trabajando genera una estabilidad laboral y económica. Me dicen esto por dos motivos: uno es el hecho de poder estar trabajando en dos o más obras al mismo tiempo y otro es que con el dinero que obtienen lo pueden reutilizar para otras cuestiones.

Hoy en día tanto Piscu, Marcial, el Negro como Fran ven la posibilidad de abrir el juego y sumar a más personas a la cooperativa para seguir creciendo.

Con respecto a las labores que desempeña cada uno, son muy vastas. Ellos me cuentan que todos hacen todo pero cada uno se destaca en algo particular. Por ejemplo, Piscu se dedica más al diseño del trabajo que hay que realizar y al cálculo de los materiales. El Negro se encarga de realizar presupuestos y ver las finanzas de la cooperativa, debido a que recientemente fue padre y debe quedarse en la casa. Fran se dedica a la parte logística. Para los que no saben, Fran vive en el continente, por tanto le es más fácil hablar con los proveedores. También es el encargado de pintar. Bah, el que tiene más experiencia. Marcial se dedica a la parte de la herrería y a la madera. Los chicos de la cooperativa lo apodaron el acróbata del equipo debido a que es el encargado de subirse a todos los lugares a los cuales nadie puede llegar.

Con respecto a su forma de trabajar, la experiencia les hizo poder aprovechar al máximo el tiempo. ¿A qué me refiero con esto? La cooperativa prepara todos los materiales en el taller. Antes de llevar todo a la obra en construcción, tienen todo pintado y agujereado para no tener que llevar cosas de más.

 

 

 

La cooperativa hace trabajos tanto en la isla como en la ciudad. En la isla se dedican más a la construcción de casas y en la ciudad se dedican a la construcción de pérgolas, entre otras cosas.

Es importante entender que la cooperativa Manos Negras se junta en asamblea para debatir todas las cuestiones que se les presentan, tanto cuántos días disponen para el trabajo y si están ganando lo que deberían, entre otras cosas.

Un dato no menos importante es la relación que tiene Manos Negras con su contratador. Ellos me cuentan que generalmente pueden trabajar de manera suelta en la obra debido a que la mayoría de los trabajos que están teniendo son de personas que quieren hacerse una casita en la isla. De esta manera siempre tienen en un diálogo directo con la persona que los contrata; hasta incluso hay veces que el contratador les pide algo y ellos lo hacen con gusto o, es más, hay veces en donde Manos Negras recomienda al contratador hacer otra cosa para que quede mejor.

 

 

¿Quiénes son? 

Fran, el Negro, Piscu y Marcial.

 

¿Dónde los contacto?  

Ig: @Cooperativamanosnegras 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Nos empujás?

Para contar sobre otras manos y otros barrios, nos ayudaría un empujón.

 

¿Qué te pareció lo que recién viste/leíste? Tu comentario sincero es un abrazo compañere, no lo dudes.

Tu email no será visible
Tu email no será visible