BLANCO CHIAPANECO (EXISTO PORQUE RESISTO)

 

 

Pintura y texto: Pablo Giacomini

 

 

 

Había en la selva una luz violenta 

Como de nacer como de morir

Una luz salvaje de verdes ideas fuerzas

Un horizonte de nacimientos miles

 

Había en el monte unos ojos hirvientes

Negros de altura ancestral

De manos de arcilla y oro 

Tan firmes como la voluntad misma

 

Anónimos héroes de fuego

Dictan a diario la voluntad de los pueblos

Y el gobierno obedece 

Y el sueño se corre y se agranda lunar 

 

Porque el mundo los mundos nuestros

Son vivibles revolucionables profundos

Límpidos  austeros compartidos siempre

Y tu voz y la mía omnipresentes en el viento 

 

Y los voluntarios se suman bravos

Los territorios se agrandan ya

Y los poderosos tiemblan de ignorancia 

En el amanecer de la tierra nuestra

 

Griten mujeres y hombres de la lucha 

Golpeen con la letra de lo que será 

Suban y sigan subiendo que la victoria

Es plena y a todos nos empuja

 

Aborrezco los panfletos nimios

Pero urge comunicar la vida nueva 

De los pueblos que comprenden 

El amanecer que ya nos inunda 

 

Digámoslo en imágenes sutiles

Textos voces populares al filo

Prácticas culturales rituales

Hábitos renovados subvertidos

 

Marcos es todos en viaje

Y todos somos la selva salvaje

Y la selva metáfora leve 

Del universo múltiple caracol

 

 

 

Blanco chiapaneco (existo porque resisto)

Acuarela y tinta sobre papel de algodón

2017

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu comentario es un abrazo compañere (tu dirección de correo electrónico no será publicada).

LA CALLE VUELVE A SER yUtA