La Winery sacó un discazo justo en el momento de la pandemia. La vacuna que andábamos necesitando para activar el cuerpo.

 

 

Buenos días a todxs.

Hoy les vengo a presentar con total humildad un producto de altísima calidad.

Sí, escuchaste bien. De altísima calidad.

Hoy te presento a La Winery, banda oriunda del conurbano norte.

La Winery sacó este material justo en el momento de la pandemia. Digo el momento justo porque me alegró este veinte veinte tan atípico. Tres temas sacaron pero son lo justo y necesario para activar el cuerpo.

Antes de comenzar a hacer la reseña pertinente de este discazo, te hago algunas recomendaciones. Si por esas casualidades vas a escuchar el disco solx, por favor agarrate de algo porque el tema “Yo solo pienso” comienza con unos vientos que te vuelan la peluca. Esas melodías que van jugando con la guitarra rítmica son increíbles. Además los colchones que tira el piano son para chuparse los dedos. Todo en composé. Aun no llegué ni al minuto del tema que ya estoy empanado de felicidad. Igual falta algo más acá. La voz de Rocío Giorgi, que hace que todo brille. Dentro del tema hay una yapa. Aparece nada más y nada menos que Marco Cassella (Marcos and The Zengues) rapeando como si nada importara. Se sube a la ola del beat jazzero como si hubiese crecido con él.

“A dormir niñes” te lleva a las viejas épocas de Pat Metheny Group en donde Pedro Aznar formaba parte. En este tema me saco el sombrero con Nahuel Weiss (Bajista) y Marcos Del Molino (tecladista). Ellos son el tema. El bajo camina con total soltura mientras que Marcos Del Molino adorna de una manera sublime todo lo que pasa delante de él. Otra cosa no menor es cómo se van pasando la melodía entre todos los instrumentos. A veces guitarra, bajo y piano; otras veces vientos y guitarra. ¿Y quién marca todo esto? El batero siempre derechito, sin pifiar, ni un poquito.

Como todo disco llega a su fin, La Winery nos deja “Sin rumbo”. Un tema que me erizó la piel particularmente: lxs melómanxs del conurbano norte sabrán entenderme. La voz de Anto Fillol me retrotrae a los ya reconocidos “Mamboliviano”. Hay una similitud con la voz de la Mamba Mali que me hace enloquecer.

Vení, acercate.

Más cerca. Más cerca.

Ahí está bien.

Ahora andá a tu compu y ponete el disco de La Winery, así cuando pasa toda esta locura de la pandemia, te cantás los temas en vivo.

 

Integrantes:

Marcos Del Molino Torres

Federico Koldhorfer

Fermín Aguirre

Nicolas Rearte

Rocío Giorgi

Iván Rodriguez

Nahuel Weiss

Matías Stingl

Ex integrante:

Anto Fillol

 

Escuchalos, seguilos:

IG: @la.winery

Spotify: La Winery

Youtube: La Winery

 

 

 

 

Texto: Franco “Pepe” Lopez

Ilustración: Nicolás Rearte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *