Alguien dijo alguna vez que todo viaje tiene su fin.

Lo que “alguien” no precisó es a qué se refiere con ese fin. ¿A la Culminación física/espiritual del movimiento geográfico o al objetivo de pegarse un viaje en sí mismo? Tomemos la hermosa hibridación como grieta para transmitir sensaciones que propone la crónica en primera persona de la joven Dálesson.

Dividido en dos partes, y cada parte en capítulos, y cada capítulo con sus títulos y hasta un epílogo final, la autora desanda un universo de estaciones por las que viajamos en el tren de sus vínculos sexoafectivos, amorosos y sus amistades, entre reflexiones de mujer libreviviente. Viajamos en un furgón de anécdotas como pequeños trastos dentro del canastito de su bici. Recorremos la zona norte con atisbos de añoranza, aquella de la entrañable esquina de Aristóbulo del Valle y Caseros donde está Tiempos Modernos, la Villa Adelina trabajadora y hasta algunos banquetes por los rincones de la Capital.

Euge es transparente, en sus relatos y en su escritura. Como habla escribe, birra en cordón de vereda, se vuelve símbolo de mujer conurbana que representa a la generación de lxs de más de veinticinco y a lxs de menos de cuarenta. Relata viajes mejores y peores, viajes tóxicos donde en el aterrizaje nos rompemos contra el piso, y viajes sanos que nos permiten soltar algo de la mochila para flotar. Si alguien busca linealidad, racionalidad o cronología, mejor que se busque otra cosa. Ahora, si el deseo es entregarse al caótico fluir de la vida en la conciencia de la autora, entonces El peor viaje de tu vida es una linda opción para llenarlo con las propias imágenes hasta producirse el famoso: “¡Ahhh!, a mí me pasó lo messmo vieji”.

Promovamos la lectura por sobre el imperio Netflix, equilibremos un toque la balanza para que la retina no se queme de tanto led. De paso le damos una mano a lxs escritorxs, las editoriales, las librerías que tanto la necesitan (¿y que no queremos que desaparezcan, verdad?). Lectura con tinta de barro, pavimento y río, de una mujer que relata ida y vuelta la transformación de viajar.

¿Fin? El medio es el fin y el movimiento una necesidad, por eso el viaje más interesante puede ser también el peor viaje de tu vida.

Texto: Tito Dall’Occhio / Fotografías: Gentileza Euge Dálesson

.

.

¿Cómo consigo el libro?

Escribile a Euge Dálesson

Ficha técnica

Edición: ARTETEXTO

Corrección: Roma Olmos

Diseño: 13 mil pájaros

2 comentarios

  1. Que maravilloso!!!
    Gracias por hacernos viajar!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *