Dicen. Dicen del tiempo, de la música, de lo que se hace con ella, de lo que está bien, de lo que está mal, lo que hay que decir y de lo que hay que callar. Y Lucía canta. Dice y canta. Canta la voz luminosa. Canta como hechizando. La guitarra limpia sana como la escoba que lleva de viaje por la tierra, por el cielo, por el agua, por las lenguas y las historias. El viaje es cálido como el sueño que protege el dormir de un pueblo. Y lleva al encuentro de melodías que al atravesar los oídos, lxs cuerpxs, el universo, la razón, el deseo, inundan de placer. Montada en la guitarra, anda la voz liviana y profunda, como la caricia de un viento que trae semillas para la tierra fértil que florece. La voz no anda sola. Coros, charango, ronroco, quenas, sikus, violines, violoncello, percusión, udu, accesorios, bajo, saxo y didgeridoo la acompañan en su andar. La acompañan como una tribu modesta, de cerca pero a lo lejos, la cuidan de la soledad y la abrazan con suavidad. Así la voz anda valiente entre las canciones. Armada con ruidos de lluvia, aire, barro, palabras, preguntas, llantos y flores, enfrenta desapariciones, infancias rotas, soldados, oligarcas y canta. Canta dulce la voz que anda con guitarra y tribu, canciones de un género valiente y consciente de que lo que se dice solo se dice. Porque, además de decir, ella canta.

Cuarentena

Respecto a la situación de próximos toques en cuarentena, Lucía dice que no tiene la necesidad de hacer un vivo, que está procesando esta situación, como todo el universo. 

Me parece que lo artístico no tiene que ser relleno, sino material de calidad en función del deseo de mostrarlo. Está ligado a mi manera de hacer música, que no siempre responde a la demanda de lo comercial o de los tiempos y formas que impone el mercado. Yo compongo como puedo, acerca de lo que necesito y me resisto un poco a lo masivo y a lo que “hay que hacer”. Esto de lo imperativo de lo online en este momento, si bien lo respeto y lo celebro, en tanto espectadora por algunos contenidos, también lo tomo con pinzas y soy cautelosa”.

Sobre Lucía

Lucia Andreotti (Buenos Aires, 1980) se crió en Santa Rosa, La Pampa. Es psicóloga y música. En el 2014, editó su primer disco solista, Andar la voz, y actualmente se encuentra en proceso de producción de un nuevo material discográfico. Desde hace 3 años, reside en las islas del Delta y se dedica a investigar la voz como instrumento: el inevitable y frondoso vínculo de la voz con el cuerpo de cada persona, y el cuerpo como material del intérprete. Desarrolla la tarea docente acompañando el camino de descubrir la propia voz y las apoyaturas corporales necesarias para ello. Lucía reconoce un vínculo temprano con la palabra, que a su vez relaciona con su crianza en el llano. Como si algo de lo hondo y lo extenso de aquello se hubiese trasladado a los relatos que escribe desde que tiene memoria y que guarda celosamente en cuadernitos de colores. Muchos de ellos se hacen canciones, otros son mera excusa para atravesar la vida y seguir jugando con las palabras en el texto o en la boca.

El disco contó con la producción Javier Sepúlveda que también tocó ronroco, guitarras, charangos y vientos. 

Lxs invitadxs: Cacho Ferreyra en bajos y saxo, Mariela Acosta en udus y didgeridoo, Alexis Dalessandro en percusión y accesorios, Gabriel Yamil y Analia Rodriguez en coros, Claudia Sereni en cello, Bruno Cuellar Abud y Lucía Criste en violines y Tavo Vázquez en charango, ronroco, quenas y sikus. El arte de tapa es de Abel Molins y las ilustraciones del interior los hizo la misma Lucía, salvo uno, que es de la artista plástica María Rosa Andreotti, su tía.

Presentó Andar la voz en Buenos Aires, en el Quetzal. También tocó en Vuela el Pez, Capital, en varias peñas, bares y centros culturales. En zona norte tocó en Librería Sudestada y en el refugio literario del boulevard Sáenz Peña, en Tigre. 

Texto: Agustín Llorca / Tapa de disco: gentileza de Lucía Andreotti

¿Dónde la escucho?

Bandcamp / Soundcloud

¿Cómo la contacto?

Instagram o Facebook


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *